ATENDIENDO A PEDIDOS….

Historia “CADA RESPIRO QUE DÁS”, por Jorge Zahell.

Músicas se originan a partir de arreglos de sonidos armoniosos que provienen de una dimensión superior. Cuando son capturados adecuadamente por la aguda intuición de algunos profisioinales, pueden ayudarnos a tocar nuestra alma, pueden transportarnos a otro mundo, porque son capaces de ponernos en contacto con otras percepciones de nuestro Ser, en contacto con sentimientos que trascienden tiempo y espacio.

Recientemente, muchas personas me pidieron que describiera cuál canción me impactó más en la vida. Bueno, admito que cuando era joven no me sentía muy atrayedo por las músicas que escuchaba. Pero hoy, mucho más conectado en el alma, me doy cuenta de que hay innumerables canciones que me emocionan hasta las lágrimas, que me traen recuerdos fantásticos. Sin embargo, hay una canción en particular, una que desde temprano me aproximó de memórias que ni conseguia discernir – aparentemente.

Es la canción que por primera vez me hizo trascender mi mundo físico y tocar mi alma. Antes de explicar todo lo que me ha sucedido desde entonces, vamos a la canción: EVERY BREATH YOU TAKE, lanzada en 1983 por THE POLICE. Haga clic aquí para ver el video subtitulado y despues acompañe abajo la historia de esta música dentro de mi vida.


Canción EVERY BREATH YOU TAKE (Cada Respiro que Dás) permeando mi vida – JORGE ZAHELL

Corría el año de 1991, y estaba con mi novia en un club nocturno llamado BATURITÉ, en la ciudad de Balneário Camboriú, en el sur de Brasil. De repente, una canción comenzó a sacarme de aquel local, a pesar de que mi cuerpo permaneció allí. Sentí que era algo que venía de otra esfera, un sentimiento de gran amor transmitido por esta hermosa canción de The Police, un éxito en los 80, pero aún fuerte en los 90.

Se parecía más a una llamada…. sentía que una mujer suprema se contactaba conmigo. Y definitivamente no tenía nada que ver con mi novia, lo que sentía iba mucho más allá de mi noviazgo.

Ahhhh…. Confieso que fue lo máximo! Entré en éxtasis, no quería pensar en nada más, ni salir de allí. Cuando volví a mí mismo, estaba tan soberbio y viviendo en una magia tan impactante que no cabía en mi mismo, me sentía como el hombre más poderoso de la galaxia…. no, de todo el universo…. incluyendo las dimensiones paralelas. Tanto es así que a partir de ese momento parecía que me había convertido en el centro de atención de las mujeres, hipnotizadas que estaban por algo que yo representaba e incorporaba en aquel momento – y que trascendía todo, desde mi cuerpo hasta el tiempo y el espacio. De repente comencé a recibir innumerables miradas insinuantes y manos tocando mi cuerpo, como si se tratara de un Pop Star, una celebridad a quien no podían resistir. Mi novia parecía haber notado un poco de acoso e intentó sacarme cuanto antes del local – hasta porque yo no podía pensar con claridad, todavía estaba aturdido.

Lástima que el efecto pronto pasó y volví a mi pequeño mundo.

Los años han pasado…. Me casé, me separé, me rompí la cara en el amor innumerables veces, y enfin más erré que acerté – lo que no es gran cosa, teniendo en cuenta que todos estamos sujetos a eso. A medida que se sumaban mis desventuras amorosas, mi miedo a rendirme al amor solo crecía, lo que me hizo atraer más experiencias com mucho atrito o vacías. Pero a pesar del vacío que sólo crecia em mi corazón, una cosa nunca olvidé: aquella sensación de plenitud, éxtasis, anhelo y amor cada vez que escuchaba esta canción. Ella me transmitia algo!

Y como yo no era capaz de resolverme en el tema del amor hasta los 44 años, me sorprendía soñando con aquel delirio amoroso de 1991, recordandome de algo que no podía entender – pero que era más real que yo mismo. Era como si sintiera que, aunque no me tenía mucha suerte con las mujeres, una majestad femenina me acompañaba, cuidándome e intentando ayudarme a superar mis propios líos románticos.

Hoy, después de haber ampliado mi acceso a una Conciencia más elevada (que todos poseemos), sé muy bien lo que sucedió aquella noche, en aquel club nocturno, en 1991. Era una parte superior de mí mismo expresando, a través de una canción, cuánto me amaba, cuánto me estrañaba y cuánto nos pertenecíamos: en cada paso, en cada respiración, cada error, cada éxito. La sentía (y todavía la siento) como mi alma gemela transcendental, mi otra mitad, diciéndo a su parte masculina terrena cuánto nos pertenecíamos, cuánto yo era amado, cuánto el escenario de la vida jamás tendría poder para alejarnos, cuánto la distancia, el tiempo y el espacio poco importaban a nuestro amor absoluto.

Y considerando la soledad en la cuál vivía (por no realizarme amorosamente), aquellos sentimientos eran un bálsamo, aunque temporales, raros y algo delirantes para mí en la época. En las pocas veces que pude hacer esta conexión, yo hasta me tranquilizaba, me recargaba y me llenaba de esperanza de que finalmente podría vivir el tan comentado Amor Sublime. Pero usted sabe…. Normalmente el mundo físico se hace cargo, nos hipnotiza, y terminamos descartando las magias que no se ajustan a lo que acepta nuestra mente racional. Y así nuestra pequeña vida continúa…. enyesada por la propia mente racional.

Después de pasar por algunos desafíos muy fuertes e impactantes en la vida, finalmente volví a encontrar aquella energía, aquella poderosa presencia feminina – de muchas maneras diferentes, a través de las más variadas mujeres, eventos y fenómenos. Las innumerables dificultades que he experimentado (personales y profesionales), durante años, me han hecho reducir los juicios humanos y el racionalismo, dejando espacio para experiencias trascendentales. Aunque aquella mujer etérea raramente se manifiestaba de una manera declarada, he aprendido a captarla en las señales, em la próxima sonrisa, em la próxima magia de la vida, en una flor, en la naturaleza, en un animal. Y mi vida ha cambiado, ha cambiado mucho. Viví lo que ni siquiera había imaginado soñar.

¿Su legado principal? Mi luz propia.

Ella me hizo brillar otra vez, ayudándome a vivir un amor fantástico con una muchacha mucho más joven, que brilló como mi pequeña estrella fugaz, por un tiempo, pero intensamente…. y partió de este mundo.

Y no dejo de agradezer a ambas en cada momento de epifanía, euforia, éxtasis, gratitud y felicidad, porque sé que mi alma gemela nunca deja de mirarme y apoyarme – ahora teniendo mi pequeña estrella fugaz a su lado.

PS.: ¿Quiere saber qué más y mejor expresa aquella divindad femenina? LA LUNA. Siempre que me siento muy solo, triste o incluso em éxtasis, yo la miro, parpadeo y sé que soy correspondido, sé que ella siempre me está observando, siempre cuidándome, en cada respiración, en cada suspiro, en cada victoria y cada caída que tengo.

Qué bueno saber que se es amado de esta manera, total e incondicionalmente!

De todos modos, para muchos, esta canción puede representar a un ser querido que ya se ha ido. Ok. O alguien que no acepta la ruptura de una relación, un acosador que tiene la intención de cuidar o velar por aquella persona que ha decidido retirarse de su vida. Independientemente de los motivos del autor o de las interpretaciones dadas a la canción, en mi caso particular, ella representa a una mujer que precede a todo, que precede al tiempo y al espacio…. y que usó esta canción para expresar su amor incondicional, sin ningún egoísmo y deseándome solo mi felicidad y realización plena, con cualquier mujer que viniera a elegir, ¡como si ella las impregnara a todas! No es extraño que la mayoría de la gente considere esta una canción de amor.

“Oh, can’t you see? You Belong to Me” (Oh, no te das cuenta? Me perteneces), en mi caso, solo significaba mi amada trascendental preguntandome, en aquel momento, cómo yo podía no darme cuenta de que ella y yo somos intrínsecos, que somos uno (aparentemente hechos dos mitades, separadas por la ilusión del espacio-tiempo, pero íntimamente conectados como dos partículas cuánticas entrelazadas que sienten y reaccionan una a la otra). Significaba ella preguntándome cómo aún podía no darme cuenta de que aunque pertenezcamos uno al otro, a pesar de nuestra cohesión que trasciende las apariencias de la Relatividad, todavía nos dábamos uno al otro la opción de sermos libres para vivirmos cualquier otra aventura “solos”, para vivirmos la aparente separación entre nosotros dos e incluso la existencia de “otros” amores en nuestras vidas – cuando en realidad nunca dejamos de ser aquel “Ser Único” que se hizo “El Otro”, apenas para divertirnos.


Y entonces? Le gustó?

Tiene curiosidad?   

Deje sus comentarios en los campos correspondientes a continuación (abajo, en Leave a Reply) y haga clic en POST COMMENT (publicar comentario). Su e-mail no será publicado.

¿Quiere saber más?

Entonces…. Venga conmigo !

Pronto se publicará el libro EL MANUAL DEL HOMBRE ENAMORADO – PARTE 1 – aquí en este mismo Blog (onigya.com), en la sección BOOKS del Menú. Contiene muchas historias llenas de Conciencia, Amor, Pasión y Romance, todas ellas comentadas por mí desde una perspectiva más elevada de la vida (que proviene directamente de una Conciencia Cósmica, así llamada en el libro mencionado). Otros libros y sugerencias también estarán disponibles en la secuencia.

¡Suerte!

JORGE ZAHELL
Imagem de Alexas_Fotos, por Pixabay

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s